Vita Imana en La Zona Eléctrica

Cual legión romana de principios de nuestra era, Vita Imana llegaron al panorama nacional, vieron un hueco y vencieron trabas y prejuicios. Los jóvenes de nuestra época tienen la suerte, aunque alguno no lo sepa, de asistir al momento de estabilidad de Vita Imana. Tras un periplo por sendas rodeadas de incertidumbre el grupo consolida su sonido con Bosa.
En lo musical mantienen sus señas de identidad, ritmos rápidos y marcados, percusiones que se funden con la base rítmica y la intensidad y el impacto que se espera de ellos.
Sus letras hablan de asuntos cotidianos desde un punto de vista inquieto, que invitan a la reflexión. Puede que las metáforas que utilizan lleven al oyente a una conclusión distinta de la que pretenden, pero en todas y cada una de las canciones de Bosa puedes obtener una lección que llevar a tu día a día.

En el estudio

En lo personal, en un rato de casi 4 horas entre el directo y los off-line. Puedo sacar la conclusión de que tanto Diego, como Mero y Pepe son personas como tu y como yo, que sufren una metamorfosis cuando entran en su estado natural (un escenario) y se vuelven los dueños del mundo. Pero una vez que el hechizo llega a su fin, vuelven a su estado terrenal con sus día a día, los mismos problemas que tu y las mismas satisfacciones que encuentran en cosas tan sencillas como la sonrisa de un hijo.


Durante la charla, más que entrevista, me he referido en muchas ocasiones a la calidad de Bosa y esta es una afirmación totalmente objetiva. Me ha sorprendido el disco de manera muy grata, me enorgullece que en España se pueda grabar y editar un disco de estas características y del cual no pueda (ni quiera) sacar un pero. Y espero que ese mal endémico de nuestra sociedad, que es la envidia, sólo sirva para que este álbum sirva de ejemplo a seguir como trabajo bien hecho.

Diego

Diego, es una persona inquieta, llena de ideas geniales que no para de exponer. Que acepta las críticas constructivas y muy respetuoso con puntos de vista antagónicos al suyo.

Mero

Mero es impulsivo, no se corta con nada ni nadie, no titubea ni se anda con rodeos. Es muy serio, pero se le ve cómodo cuando entra en un clima de confianza.

Pepe

Pepe es más callado, no por tímido, sino porque tiene claro lo que quiere decir y lo expone tal cual lo siente.

No ha sido posible coincidir con el resto de componentes del grupo en esta ocasión, aunque estoy seguro de que las distintas personalidades de ellos son el broche perfecto para conformar en conjunto Vita Imana.
No puedo dejar de recomendar siempre a Vita Imana, tanto en disco como en directo. No por obligación, sino por convencimiento. Así que, si me permites, descubre Bosa. Descubre a los «nuevos» Vita Imana y verás que aunque en 14 años haya caras que han cambiado, la esencia continúa intacta.

Saludos eléctricos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s